CONDICIONES DE ENVÍO

Dada la situación derivada de la COVID 19 los plazos estimados de entrega pueden sufrir variaciones. Si el material solicitado es un producto en stock se estipula un plazo de entrega de entre 2 y 5 días laborales (siempre bajo consulta). Si por el contrario es un material bajo pedido no se podrá asegurar el plazo de entrega siendo este siempre aproximado (siempre bajo consulta).

Dado el volumen de los materiales todos los pedidos serán entregados a pie de obra por la agencia de transporte que corresponda.

El plazo de reclamación será de 4 días naturales a partir de la entrega del material. Si a la recepción del mismo se detectara algún defecto o desperfecto se deberá dejar constancia en el albarán de entrega que le facilita el transportista. En caso contrario la devolución de la mercancía conllevaría unos gastos de devolución.

Cualquier solicitud de devolución o anulación por parte de cliente ha de realizarse por escrito explicando el motivo de tal solicitud. Una vez estudiados los motivos la empresa se reserva la libertad de gestionar dicha solicitud sólo si existiese justificación para llevarla a cabo.

En caso de autorización de la devolución o anulación, la mercancía, correctamente asegurada, será enviada por parte del cliente a portes pagados al almacén de origen del envío.

No se admitirán devoluciones de mercancía deteriorada, modificada o fuera de su embalaje original (para ello ha tenido que ser indicado previamente en el albarán de entrega del transporte del que se ha recepcionado el material defectuoso).

En todo caso si el cliente por decisión propia estimara oportuno devolver la mercancía esta sería abonada con una depreciación del 25% derivados de los gastos de tramitación generados en concepto de revisión, acondicionamiento y administración (las anulaciones previamente abonadas mediante tarjeta de crédito podrían conllevar gastos financieros dependiendo de la entidad bancaria).

Si directamente el cliente rechazara el pedido sin haberse producido la entrega del mismo tendrá derecho a la devolución del importe abonado restando los gastos derivados de la devolución del material a fábrica.